La leyenda de Eclipse

La historia de amor entre el sol y la luna 
(Escrita por: Julia de Mercia e ilustrada por: Vannia Palacio)

1. Amor entre mortales 
El destino en la tierra quiso unirles. Luna y Sol fueron conexión. Largos brazos les unían, igual que sus corazones. Rozaban todo lo maravilloso de la vida porque se querían.

¿Cómo algo tan inocente pudo desencadenar semejantes tormentas?

¿Quién es ese ser divino? Dicen que la que defiende la belleza y el amor, pero sólo el suyo propio.

Su poder, venido del Olimpo, ha bajado hasta la tierra para destruir el aliento de los mortales. Afrodita, tajante con su hermosura, pretende arrebatarle a Luna la atención de Sol.

2. El dolor de los amantes 
El alma recelosa de la diosa es más fuerte que una tormenta. No se rinde, no desiste, solo quiere a Sol para sí. 

El rechazo de Sol provoca la separación de los amantes. Luna, al igual que Sol, ha quedado destruida, alejada y solitaria en lo alto del cosmos.

El mayor castigo fue no poder iluminarse la una a la otra. Afrodita ordenó cruelmente el destino del amor, cada vez más intenso, desencadenado por la desazón de no poder unirse.

3. La creación
El dios más grande hizo su aparición en contra de la maldición. La mano dictaminó el fin de la injusticia de Afrodita.

Zeus apareció para castigar la aberración, pero no la pudo eliminar del todo. Fue la magia la que dio la oportunidad a Luna y Sol de volver a encontrarse una vez más.

Eclipse fue la creación. Tuvieron un instante para volver a rozarse, poder unirse y besarse. Luna y Sol en el firmamento, plenas, tan poderosas que olvidaron sus tareas durante ese tiempo.

El mundo a oscuras por salvar el amor.

Eclipse

Los productos Eclipse, The Sun y The Moon están inspirados en este relato. La antigua leyenda griega sobre el origen del astro que ilumina el día y el que refleja su luz durante la noche. 

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.